24 octubre 2016

Entre tinieblas


1 comentario:

Francisco Anguas dijo...

Precioso contraluz. Una suerte estar ahí en ese preciso momento. Enhorabuena, esa foto es para privilegiados.