15 noviembre 2015

Pasión y Muerte


1 comentario:

Francisco Anguas dijo...

Una preciosidad. El fondo distrae un poco. Yo lo quitaría y subiría un poco la cabeza, por aquello del purismo fotero.