19 octubre 2014

San Gonzalo


1 comentario:

Francisco Anguas dijo...

esa atmosfera blanquecina no te ayudó a plasmar todo ese derroche de arte en forma de canastilla dorada, pero si era lo que había, ahí queó ¡¡.
Saludos.