22 mayo 2014

Guadalquivir


2 comentarios:

José Biedma dijo...

Extraño e inquietante ese contraste entre el cielo y el agua del río, normalmente éste suele hacer de espejo... Extraordinaria foto.

Miguel Ángel Lechuga dijo...

Gracias Pepe.